Hoy me siento como Mafalda, no me gusta la SOPA

Desde hace semanas vengo escuchando y leyendo sobre un "proyecto de ley" en discusión en el congreso norteamericano denominado comúnmente como SOPA (siglas en inglés por Stop Piracy Online Act). La cobertura del tema a nivel nacional ha sido limitada, lo cual es de alguna manera esperado porque se ve como un tema que afecta a Estados Unidos y nada más, lo cual es en realidad un error.

La piratería es un problema real, sin embargo normalmente es sobredimensionado. Las industrias de entretenimiento aplican la matemática simple de convertir cada copia pirateada en su valor en dinero, olvidando que muchos, es más creo yo la mayoría, que consumen esas copias sino tuvieran acceso no saldrían corriendo a la tienda a comprar el DVD.  SOPA es una solución radical, desproporcionada basada en este tipo de supuestos.

Internet es un medio incómodo, desde su mismo fondo está diseñada para no respetar fronteras, de allí que leyes nacionales se quedan cortas para regular su uso, por ejemplo la DMCA(Digital Millennium Copyright Act) es usada frecuentemente en Estados Unidos para tratar violaciones de derechos de autor, pero sólo es efectiva si el que infringe la ley está en territorio norteamericano.¿Como actuar si el que viola los derechos de autor esta fuera de Estados Unidos? La "genial" idea de la industria norteamericana es metiendo mano a uno de los pilares que hace posible el internet como lo conocemos hoy en día, los DNS (Domain Name System). Básicamente este sistema lo que hace es traducir el nombre de un sitio en su correspondiente dirección IP, lo que pretende la legislación norteamericana es que si un sitio es declarado como portador de contenido ilegal, los servidores DNS en Estados Unidos lo borren de su base de datos, de manera que al escribir su nombre en la barra de direcciones del navegador no se llegue a ningún lado. El simple hecho de jugar con esta parte del internet es un peligro, si a eso le asociamos la falta de un proceso que permita la defensa oportuna del acusado, esto toma grandes dimensiones. Por ejemplo, un blog dentro del dominio de ticoblogger podría ser denunciado en Estados Unidos por enlazar contenido ilegal, es muy poco tiempo y sin posibilidad de tomar acciones oportunas no sólo ese blog sino todo el dominio ticoblogger podría salir del "directorio", se volvería invisible para todos los lectores de ese país, así como para aquellos que si bien no están en Estados Unidos usan servicios de DNS como el de Google. 

SOPA es censura, un obstáculo para el desarrollo del internet y por lo tanto un es un peligro para la libre expresión y para la innovación. Para proteger la manera antigua de hacer dinero las industrias están dispuestas a "quebrar" internet y eso es algo que nos afecta a todos como ciudadanos del mundo, es importante notar que este tipo de regulaciones pueden extenderse hacia otras regiones como parte de tratados internacionales, sólo nos queda esperar a que el Congreso de Estados Unidos entre en razón, la oposición pública en ese país es numerosa, desde la barrera lo que nos queda a nosotros es informarnos y estar atentos a iniciativas de ese tipo en nuestros países. Hoy me siento como Mafalda, no me gusta la SOPA. 

Si quieren conocer más sobre SOPA les recomiendo leer sitios como The Verge, que hace una excelente cobertura del tema.

----

NOTA: Por cierto, me habría gustado ilustrar esta entrada con una caricatura de Mafalda, pero me podrían acusar de violar las leyes de propiedad intelectual, pueden ingresar a esta página oficial de Quino y entender el verdadero problema que provoca la piratería: falta de conveniencia. Siempre he creído que es justo pagar por contenido, pero para que eso funcione deben de existir medios legales que sean sencillos, como iTunes Store o Netflix.