#iPhoneCR

 


El ICE dio la sorpresa, bueno a algunos, de que comenzaría a vender "pronto" el iPhone 4 en Costa Rica. Esto tiene varios efectos inmediatos y futuros, en mi opinión positivos, para los usuarios y para el mercado de telecomunicaciones como un todo.

 

Un aspecto importante es que el ICE demostró que es capaz de negociar con una empresa de la categoría de Apple, y no sólo eso, sino que logró hacer un movimiento estratégico para pegar dos veces, como dijo en Full Señal David Vargas. Mi creencia es que esta negociación no le da exclusividad al ICE, doy por un hecho que Claro venderá el iPhone en Costa Rica tal como lo hace en el resto de Centroamérica, me soporto en que prácticamente no queda país en el mundo con un operador único, pero no se puede despreciar la ventaja inicial lograda por el ICE.


La incógnita que se mantiene es que esperar en término de precios, el iPhone es un teléfono de gama alta, ya es caro en otros países y por falta de un operador oficial es aun más caro en nuestro país, es decir, a partir de ahora lo que se puede esperar es que pase de extremadamente caro a sólo caro, pero esperar que sea barato es una mezcla de ingenuidad y exceso de optimismo.


Específicamente sobre precios no hay  datos oficiales pero si pistas dadas en declaraciones a medios oficiales. Considerando eso y casos que conozco en otros países como Honduras, mi impresión es que el iPhone 4, en su versión de 16GB, se venderá por un precio de cercano a 350 dólares amarrado a un plan de 24 meses con un costo mensual de unos 60 dólares, ese plan incluiría una cantidad razonable de minutos, varias decenas de mensajes de texto y un plan de datos, probablemente con la máxima velocidad ofrecida por el ICE pero limitado en consumo, digamos entre 2 y 5 GB. Este escenario no es suficiente para provocar filas el día del lanzamiento, nuestro país no tiene las condiciones socioeconómicas para que sea así, pero si tiene las características para convertirse en una opción realista para ejecutivos y muy probablemente sea una estocada mortal al ya limitado mercado de Blackberry en Costa Rica.


En conclusión, este anuncio es una señal positiva en el sector de telecomunicaciones, un efecto positivo de la inminente competencia y un aviso claro de que el ICE no piensa ceder fácilmente su porción del pastel. En una próxima entrada pienso exponer lo que creo respecto al futuro,  la llegada del iPhone "5" y otros escenarios que el ICE y la competencia pueden explotar conforme madura el mercado.