El iPad como herramienta de trabajo

Comencé esta serie hablando del uso del iPad para consumir noticias, citando aplicaciones clave como Flipboard, la segunda parte se la dediqué a servicios de vídeos como Netflix y ahora le llegó el turno a quizás la función más difícil de reseñar, el iPad como herramienta de trabajo.

Pensar en el iPad como herramienta de trabajo tiene la dificultad de que no todos las profesiones son iguales, lo que es bueno para un abogado no lo es para un ingeniero, aunque quizás si para un arquitecto. En mi caso en particular, el iPad aun no es una buena herramienta de trabajo, los sistemas de la empresa no pueden correrse en iOS, aunque afortunadamente ya hay planes de adaptarlos, por eso cuando comencé a pensar en el contenido de este post acudí a la experiencia de usuarios que si usen el iPad en su trabajo.

El usuario más comprometido con su iPad que conozco es Luis Pereira (@luispereiradyn), de manera radical abandonó su laptop y para eso se ayudó de un teclado bluetooth y una serie de aplicaciones, quizás la más importante Dropbox. Luis es abogado, y representa el caso clásico de una profesión que se presta para dar este salto, por ejemplo menos radical pero igual de elaborado es el método de trabajo de Alonso Pacheco, quién usa iBooks para consultar los expedientes digitales, Documents to Go en audiencias y Dropbox para guardar los documentos para luego acceder a ellos en la oficina en su computadora de escritorio. Eso si Alonso se queja de la falta de flash y java en el iPad, razón por la cual páginas de algunos bancos no corren de manera adecuada.

Un tercer ejemplo del uso del iPad como herramienta de trabajo son propietarios que usan Autocad en sus trabajos, por medio de la aplicación oficial de Autodesk que además de ser muy poderosa (permite editar, compartir, guardar en la nube, etc) es gratuita. No es lo mismo cargar un conjunto de planos para luego descubrir que el que precisaba quedó en la oficina que tenerlos a un swipe de distancia. AutocadWS es una aplicación que por si misma merece un post completo, espero en un futuro con la colaboración de Jose Daniel Lara contar con una reseña para compartir en el blog.

Existen otras profesiones que están encontrando valor en el iPad, por ejemplo se está usando para remplazar las Claquetas o Clapperboard, de hecho puede significar remplazar un equipo de más de mil dólares con un app de 20 dólares, también aplicaciones como djay puede usarse para poner al alcance de amateurs las funciones de los aparatos usados por DJs profesionales.

Usar el iPad como herramienta de trabajo no es para todos, se requiere encontrar el set adecuado de aplicaciones para suplir necesidades particulares y en algunos casos puede ser que del todo no estén disponibles, pero para aquellos que le han abierto un espacio en su rutina de trabajo el iPad ha llegado para quedarse.