Sobre Lion y su relación estrecha con iOS

El pasado miércoles salió la esperada nueva versión de OS X, con nombre comercial Lion. Yo soy relativamente nuevo en el mundo de las Mac por lo tal sólo he tenido oportunidad de usar las últimas 4 versiones de las 8 totales que componen la familia de OS X: Tiger, Leopard, Snow Leopard y, ahora, Lion. 

Lion tiene una particularidad, Apple aprovechó la muy reciente App Store para distribuir el update, es decir no recurrió al sistema tradicional de distribuir DVDs, de hecho este sistema nunca saldrá en DVD, aunque si se distribuirá en memoria usb en agosto. Otro aspecto importante es el precio, 29,99 dólares (igual que Snow Leopard), consolidando así la postura diferenciada de Apple respecto a Microsoft que no sólo cobra más sino que distribuye varias versiones con más o menos funciones que confunden fácilmente a cualquier usuario.

Apple ha venido aplicando lo aprendido con el iPhone y el iPad, aplicaciones básicas como Mail y Safari presentan una experiencia más cercana al iPad que lo que uno está acostumbrado en una computadora, pero las similitudes no quedan allí, sino que, por ejemplo, al igual que en el iPhone o el iPad "Guardar" un documento pierde significado, el sistema operativo maneja esas situaciones, e incluso en Lion permite que las aplicaciones guarden sus propias versiones a manera de un TimeMachine, de hecho la función de "Guardar como" fue cambiada por Duplicar, de la misma manera cuando se cierra una aplicación no se da el molesto dialogo de si se desean guardar los cambios, Mac OS X simplemente cierra la aplicación y cuando la volvemos a abrir aparece con las mismas ventanas y documentos abiertos e incluso el cursor donde lo dejamos.

Mi experiencia con Lion no está carente de problemas, algunos menores como que aunque me agrada mucho la vista a pantalla completa de Mail no me agrada el perder la opción de tener varios mensajes abiertos mientras redacto uno, o la resistencia al cambio de los primeros días al "natural scrolling", a uno relativamente mayor con mi NAS (unidad de almacenamiento de red) que no es compatible con los métodos de autenticacion de AFP de Lion. Este problema no es necesariamente de Apple sino que el fabricante debió hacer la mejora en sus métodos de conexión antes de la salida de Lion, de momento encontré una solución parcial (gracias Wilkin Meléndez, a un fan de la página de Facebook del blog) que me habilita las conexiones por AFP pero no me permite usar mi NAS para respaldos de TimeMachine, de momento dependo exclusivamente de Dropbox para documentos, pero quedo descubierto con mi librería de fotos y música.

El potencial de Lion lo veremos cuando las aplicaciones de tercera parte comiencen a tomar ventaja de las nuevas funciones del sistema operativo, y creo yo que aun más cuando la función de iOS 5 "Documentos en la nube" se integre con aplicaciones tradicionales de escritorio como Pages.

El llamado efecto "halo" que empezó con el iPod se ha profundizado con el iPhone, no son pocos los usuarios que luego de tener un iPhone comienzan a considerar una Mac como su opción para computadora, la simplificación para el usuario final que Apple está implementando con Lion es un paso premeditado para que un nuevo usuario de la plataforma la encuentre familiar e intuitiva por su experiencia previa con iOS, existen ciertos temores de los usuarios más avanzados de comenzar a perder control sobre su computadora, pero creo que esa experiencia está segura, por ejemplo aunque la carpeta Librería de Mac OS X está oculta a los ojos del usuarios normal,  aquellos que realmente quieran encontrarla lo pueden hacer fácilmente, igual los amantes de comandos de Unix siguen contando con acceso a una terminal, en fin tenemos dos mundos conviviendo pacíficamente, el sistema más intuitivo presente en el mercado con un poderoso sistema Unix.

_______

Un consejo final, si va a descargar Lion, cuando termine de bajar el instalador del App Store y antes de que comience la instalación navegue a la carpeta de Aplicaciones y copie en otro lugar el archivo de instalación, con el fin de poderlo usar con otras máquinas o eventualmente quemar un DVD, esto porque como parte del proceso de actualización de Snow Leopard a Lion ese instalador es borrado por el sistema.