OS X: Un felino más a la familia

Cuando creía que no quedaban más felinos Apple me sorprendió con el anuncio del "Mountain Lion", la nueva iteración de Mac OS X. Me causó sorpresa porque creí que con el León se completaba la jerarquía y que la nueva versión saltaría al número 11 de la sucesión, aunque me intrigaba como iban a representar ese número de manera atractiva, Mac OS XI me parece algo extraño. 

El León me hacía suponer que la siguiente versión iba a ser más iOS que OS X, en realidad Mountain Lion (OS 10.8) es efectivamente un paso más hacia la unificación de ambos sistemas, aunque en realidad más que unificación es poner orden en la casa y dar armonía entre las aplicaciones fundamentales de iOS con las de OS X. Por ejemplo, iCal cambiará su nombre por el mismo que tiene en iOS, Calendar, y su administración de tareas será manejada con Reminders. Algo similar pasa con las Notas, que salen de Mail para tener su propia aplicación, como sucede con iOS. El olvidado iChat será Messages y permitirá comunicación gratis entre iPhone, iPad y  Macs.

Otras partes hasta ahora exclusivas de iOS 5 tendrán su contraparte en OS X, como el centro de notificaciones, Game Center y la función Airplay (cada vez veo como mejor adquisición mi Apple TV), además al igual que en iOS, compartir por twitter será tan sencillo como un par de clicks.

Finalmente, la parte quizás más importante es la integración más profunda de iCloud dentro del sistema operativo de la Mac, creo que en la visión de Apple nos dirigimos a un futuro en el cual la sincronización estará determinada por cada app y no por un directorio común, no dependeremos de Dropbox o servicios similares, quizás algo muy útil para el usuario promedio, pero no deja de crear preocupaciones por su aparente falta de flexibilidad.

Les dejo el video de presentación de Apple.