Día internacional del libro: leer con el iPad

Hoy se conmemora el día internacional del libro, excusa suficiente para tratar un tema que me ha estado dando vueltas desde hace unas semanas cuando comencé a utilizar de manera más seguida el iPad para leer.

En lo personal leer en inglés me cansa mucho, disfruto más la lectura si es en español pero la presencia de libros en formato electrónico en nuestro idioma es limitada, aunque para bien ha comenzado a cambiar. Mi punto de quiebre fue hace casi dos meses cuando encontré un libro interesante en la Librería Internacional, consulté el iBooks en el iPhone y lo encontré en español, lo compré al instante, no tenía mucho que pensar, en formato electrónico me costó diez dólares, en formato físico costaba casi 4 veces más. A este lo siguió un libro más del mismo autor y varias recomendaciones automáticas de la aplicación del mismo género.

Semanas atrás Amazon anunció una sección especial de la tienda kindle dedicada al español, con decenas de miles de títulos. Este fin de semana pasado hice mi primera compra, una trilogía de libros que están de moda por el mismo precio que me habría costado uno en formato físico(Los Juegos de Hambre y sus dos secuelas). Es bueno tener opciones, usualmente busco primero en iBooks, si allí no está en Amazon y como tercera opción en la tienda para Nook de B&N. Esta última opción no es muy amigable para hacer compras fuera de Estados Unidos, de allí que sólo la use si todo lo demás falla.

El olor del papel y la tinta es agradable, la sensación de pasar páginas también, pero con los libros electrónicos nunca olvido un libro, cuando termino de leer no tengo que buscar donde guardarlo y cuando quiera releer simplemente con un simple click lo puedo descargar de nuevo. La única desventaja en este momento es mi inventario de libros físicos, aunque muchos de ellos son clásicos y por lo tanto tienden a costar poco, así que no sería raro que cuando los quiera releer los compré de nuevo sólo por comodidad, por ejemplo, uno de mis favoritos, El Principito, cuesta apenas dos dólares en Amazon; sin embargo, la falta de títulos sigue siendo una desventaja, otro de mis favoritos, El Lobo Estepario, no lo logro encontrar.

En este día del libro los invito a considerar el iPad como instrumento de lectura, el precio de los libros es más accesible y a la larga hasta puede justificar la compra del dispositivo para un lector asiduo, otras opciones también son atractivas, como el Kindle básico que sólo cuesta 79 dólares, aunque su gran desventaja es que limita la compra de libros a la tienda de Amazon, mientras que el iPad da más flexibilidad.