Cifras de cuota de mercado muestran el dominio de Android y iOS sobre Blackberry y Windows Phone

Hoy salieron a la luz nuevas estadísticas sobre el uso de los teléfonos inteligentes en Estados Unidos. Si bien es cierto no es un reflejo exacto de la situación mundial, mucho menos de lo que sucede en nuestro mercado, los resultados son notables.

Android continua a la cabeza, la estrategia de múltiples fabricantes y modelos de diferentes gamas sigue funcionando, incluso crece a un ritmo ligeramente mayor a iOS, ayudado no sólo por los 9 meses que han pasado desde la salida del último modelo del iPhone sino también por la salida de teléfonos poderosos como el Galaxy S III y el HTC One X. Android acumula el 51% del mercado, contra 34% de iOS, el fabricante con mayor presencia es Samsung, que llega a 17,5% (si se suman los teléfonos con Windows 7), básicamente la mitad del fabricante que domina el mercado, Apple.

Creo que en todo caso, la parte más interesante del panorama que nos muestra Nielsen no está en los ganadores actuales, allí no hay nada nuevo, sino en la parte baja de la tabla. Aunque no sorpresiva, más bien dramática, la continua caída de Blackberry es el espectáculo de la muerte lenta de un gigante, mostrada claramente al notar que si se toma sólo los teléfonos inteligentes vendidos en los últimos 3 meses su participación cae a la mitad del valor actual, de 8,1% a sólo 4%.

El otro actor que representa un papel triste en esta obra es Nokia, que sólo acumula un 0,3% del mercado con sus variantes de Windows Phone, el panorama general del sistema operativo de Microsoft es decepcionante, con un total de 1,3% se puede comparar con las migajas que caen de los platos de Apple y Samsung. El reciente anuncio de Windows Phone 8 no creo que ayuden a las ventas en los próximos meses, todos los terminales presentes en el mercado actualmente no podrán correr el nuevo sistema operativo, un consumidor medianamente informado no compraría un Windows Phone en estos meses.

En Costa Rica no tenemos acceso a información de esta calidad y detalle, sabemos de manera anecdótica que Blackberry nunca acumuló una cuota importante de mercado, que iOS y Android tiene un crecimiento importante probablemente a costa del antiguo rey del mercado, Nokia. Mi impresión es que Windows Phone aun no calienta y probablemente repite los débiles niveles de adopción que en Estados Unidos. Quisiera que algún día un sitio con tanto tránsito como La Nación nos proporcione un estudio basado en las visitas, sabemos que tiene la información y algunas veces han dado retazos de la misma, creo que tienen datos para presentar un estudio envidiable que permita tomar el pulso al mercado tico.