La expectativa de un iPhone barato

La idea de que Apple está trabajando en un iPhone de bajo costo para contrarrestar la influencia en el mercado de gama media y baja de Android está en el aire desde hace años. Algunos dirían que ya lo hace, recordemos que el iPhone 4 y el iPhone 4S siguen a la venta a precios reducidos, sin embargo eso no apacigua los rumores de un iPhone más barato.

El Wall Street Journal se ha unido a estos rumores, la diferencia es que cuando este medio reporta algo sobre Apple normalmente es porque hay algo de verdad, casi es una confirmación. En el artículo del WSJ se citan opiniones que indican por ejemplo el uso de materiales menos costosos, por ejemplo una carcaza de plástico en lugar de una de aluminio, en algún momento ideas como estas fueron descartadas por Apple y se decantó por mantener la producción de modelos existentes, lo cual tenía el beneficio de capitalizar las ganancias de un proceso ya probado y aprendido.

En mi opinión Apple históricamente no ha lanzado productos con el único fin de que sean más baratos. Ejemplos hay varios, Apple lanzó el iPod Nano, un producto relativamente caro y con características que lo hacen más deseable a un iPod clásico, por cierto al final parece que se comió todo el pastel, dejando al iPod Clásico enclavado en el tiempo. Hoy en día la portátil más barata de Apple es un producto claramente "premium", la MacBook Air, en 999 dólares ofrece un diseño elegante, hardware poderoso y potabilidad extrema, y sin ir más lejos, el iPad Mini representa lo mejor del iPad a un mejor precio, más liviana, con acabado más elegante y con la misma utilidad. En estos tres ejemplos hay compromisos, al iPod Nano no le caben tantas canciones, la MacBook Air tiene menos puertos y poder gráfico que una MacBook Pro, el iPad Mini no tiene pantalla retina, pero esos compromisos son superados con creces por sus características particulares que los hace superar en casi todos los aspectos a sus hermanos mayores.

El caso de un iPhone más barato refleja una mayor complejidad, Apple actualmente se hace con la mayor parte de las ganancias del mercado de los teléfonos inteligentes, eso es porque vende productos de alto margen al segmento de consumidores de mayor poder adquisitivo, pero conforme el mercado crece su participación relativa va en declive, precisamente porque una mayoría de los nuevos usuarios de teléfonos inteligentes entran adquiriendo teléfonos de gama baja o media, donde Apple simplemente no tiene participación, son las llanuras dominadas por Android.

Mi impresión es que Apple no va a luchar en las llanuras con un teléfono simplemente barato, un teléfono plástico y lento no me parece que sea la mejor opción, mi impresión es que Apple tratará de conquistar mayor cuota de mercado diversificando la oferta de iPhone sin degradar la calidad de su producto. Algo similar a lo que ha hecho con el iPad mini que vende en 329 dólares en lugar de los 200 de otras tabletas plásticas. 

Mi impresión es que Apple romperá el ciclo de dejar vivos los teléfonos anteriores, en su lugar abrirá la línea iPhone en dos ramas, una con pantalla de 4" y otra con pantalla de 3,5", ambos modelos se lanzaran de manera anual y tendrían un lenguaje en su diseño similar, los materiales serían básicamente los mismos y la diferencia en componentes mínima y generalmente derivada a la diferencia en consumo de recursos de la pantalla, por ejemplo un teléfono con una pantalla de 3,5" requiere un procesador de menor poder que su contraparte con 4". 

Con esta medida Apple lograría refrescar la línea iPhone dos veces al año en lugar de una y llamaría la atención a los consumidores más sensibles al precio, también de paso a aquellos para los que simplemente 4" es muy grande. La diferencia en precio de estos dos modelos podría ser de 200 dólares, no creo que más, lo que permitiría ofrecer el iPhone de gama media gratis con contrato o en aproximadamente 450 dólares desbloqueado. Se lograría llegar a más consumidores sin castigar en demasía los márgenes de ganancia, manteniendo al mismo tiempo la demanda y deseo por el iPhone más caro en aquellos con los medios económicos para adquirirlo.

El tiempo dirá cual será el camino elegido por Apple, yo no tengo bases reales para opinar en contra de lo que dicen otros, simplemente mi sentido común me indica que sea cual sea el resultado final la motivación de Apple no es bajar a las llanuras a luchar por pesetas.

 -----

Gracias a @barvak y @Chuz_cr por la conversación en Twitter al respecto, también a @mzmcr por sus aportes al tema por medio de iMessage.