El nuevo Galaxy

El Galaxy S4 sin duda tendrá el mismo exitoso que sus predecesores. Samsung hoy por hoy es la marca insignia más representativa de la escena Android, es tan importante que se da el lujo de casi no mencionar la palabra Google, ni siquiera alguno de sus productos y más bien presenta sus aplicaciones propias, la mayoría que duplica funciones ya existentes en Android, para distinguirse del resto de fabricantes que usan este sistema.
Con cambios mínimos en el diseño y el tamaño total del terminal el S4 tiene una pantalla aún más grande, es de 5 pulgadas, con una resolución impresionante. Su única desventaja es que es una pantalla de penta-subpixeles, eso significa que usan 5 en lugar de 6, aunque quizás la resolución sea tan alta que no sea notable ni siquiera para el mas quisquilloso.
Al S4 Samsung le agregó cuanto sensor encontró en el mercado, algunas aplicaciones probables son jaladas del pelo, otras podrían cambiar la manera en como manejamos nuestros teléfonos inteligentes en el futuro. También el fabricante coreano está tratando de crear un ecosistema alrededor de sus teléfonos, lanzando accesorios y periféricos que se complementan o hacen uso de los distintos sensores disponibles.
Respecto a especificaciones como procesador, aunque en papel es muy poderoso en realidad la comparación directa solo se puede hacer con otros teléfonos corriendo el mismo OS, Android no es precisamente el sistema más eficiente, por eso sus teléfonos insignia tienden a tener procesadores poderosos. Sobre la cámara, el tema de megapixeles no es importante, cuidado y no es más bien contraproducente, lo que sí es un hecho es que el procesador si aporta mucho a la funciones que han agregado a nivel de software.
Para un usuario de Android el mercado ofrece excelentes opciones, en lo personal me parece mejor lo que ha hecho HTC, menos plástico y más metal en el terminal y una "piel" aplicada al OS más elegante.