Facebook compra Whatsapp

Al leer la noticia respecto a la compra de Whatsapp por parte de Facebook, mi primer pensamiento fue sobre la cantidad enorme de dinero que representa la transacción, sobre todo cuando se compara con el valor de empresas más tradicionales, por ejemplo United Airlines está valorada en básicamente la misma cantidad de billones de dólares. Mi segundo pensamiento fue, que dicha que no lo compró Google, ambas empresas tienen un modelo de negocios similar, basado en vender nuestra información a anunciantes, pero para mi al menos la compra evita que Google siga acaparando buenas empresas, recordemos la compra de Waze y más recientemente la compra de Nest.

Las comunicaciones hoy en día han cambiado bastante, acostumbramos usar distintos métodos o herramientas para distintos momentos o personas. Para mi no es raro que en un sólo día usar iMessage, Whatsapp, Skype y hasta Facebook Messanger, muchas veces dos o más aplicaciones con una misma persona, incluso los DM o incluso el TL por Twitter son la manera de comunicarme con algunos contactos. Mientras todas las herramientas estén disponibles en mi iPhone, todas son igualmente válidas y útiles, todas dependen de acceso a internet y encierran un componente social de variable magnitud.

Cuando Microsoft compró Skype lo vi como una buena oportunidad de integración en la plataforma de Windows Phone, similar a como Apple ha integrado Facetime audio y video en el iPhone, hasta el momento esa oportunidad sigue en potencial más que realidad pero da una finalidad clara a la compra. Con la compra de Facebook la finalidad más obvia es mejorar su propio servicio de Messanger, y sobre todo aprender de la estructura eficiente y creativa que tiene Whatsapp a nivel de ingeniería, pero también parece que Facebook trata de comprar aplicaciones “sociales” con crecimiento mayor a su base de usuarios antes de que sean una amenaza, lo hizo con Instagram en su momento por un precio que hoy parece una ganga comparado con Whatsapp. 

El modelo de negocios de Whatsapp es muy diferente al de Facebook o Google, no depende de publicidad sino de una subscripción anual de un dólar, sólo espero que de aquí a unos años si la aplicación sigue viva no haya mutado para incluir invitaciones a dar “Me gusta” a páginas de crecer granjitas o para unirse a la campaña 2018 de algún eterno candidato.