Mal y tarde llegan los teléfonos Android de Nokia

Nokia cumplió el sueño de muchos fanáticos de la marca, lo malo es que tal como dice la canción mal y tarde, mal porque sus teléfonos con Android llegan con una versión añeja y con prestaciones poco sorprendentes, tarde porque ya en manos de Microsoft es claro que cualquier esfuerzo por usar un sistema operativo diferente a Windows Phone es cuando mucho un experimento de ingeniería o una estrategia dirigida a un segmento de bajo costo, no un esfuerzo real por competir por un espacio de privilegio.

Los celulares Nokia X están destinados a mercados emergentes, usan una versión modificada de Android que no está certificada por Google y por lo tanto no cuenta con acceso a Google Play o a aplicaciones integradas de la marca, por el contrario, los servicios básicos del teléfono de Nokia han sido sustituidos por productos propios o de Microsoft, por ejemplo Bing es el buscador por defecto.

Los Nokia X son teléfonos baratos con componentes baratos que se comportan como un teléfono barato, sus variantes X, X+ y XL costarán desde los 89 euros hasta un máximo de 109 euros, con pantallas desde las 4” hasta las 5” respectivamente, no puedo dejar de pensar en que muchos de sus clientes finales al final no estarán seguros de que teléfono compraron, si uno con Android o uno con WP, tan sólo tendrán claro que es un teléfono Nokia, lo cual por si mismo sea suficiente para atraer a una buena parte del mercado de bajo costo.

nokiaxxlxplushandson1_1020.jpg

Pueden leer más del tema en The Verge.